02 Jul

Apps móviles de salud para sustituir al médico

Apps móviles de salud para sustituir al médico, esta afirmación puede sonar exagerada y, de hecho, lo es. Más que sustituir al médico totalmente, lo que las apps móviles de salud pueden hacer es complementar un tratamiento o el seguimiento de un paciente. Incluso muchos médicos utilizan apps que puedan ayudarles a determinar un diagnóstico, tal y como os comentamos en un post sobre las apps móviles dirigidas a este sector.

Aunque hoy en día se están empezando a recetar apps para complementar los tratamientos, en un futuro será muy común salir de la consulta con una aplicación como tratamiento. En Estados Unidos, la Agencia Reguladora del Medicamento ya se ha puesto manos a la obra para aprobar aquellas apps que resulten realmente útiles.

Hoy te vamos a hablar sobre distintos casos en los que se están utilizando apps móviles de salud para mejorar los servicios de sanidad y la atención a los pacientes. 

  • Sistemas para alertar de un ataque epilético

Se trata de un sistema que funciona gracias a un sensor próximo a la clavícula que mide el ritmo cardíaco, el cual envía una señal al móvil cuando se sale de lo común. Una app analiza estos datos comparándolos con los datos habituales y puede llegar a avisar entre 30 segundos y un minuto de antelación. De momento está en pruebas en una universidad de Japón y se espera que esté listo para 2020.

  • Sensores que detectan los niveles de azúcar para diabéticos

Actualmente hay varios proyectos en marcha, uno de ellos de Google, el cual está desarrollando unas lentillas que detectan los niveles de azúcar a través de las lágrimas del diabético. Cuando los niveles de azúcar sobrepasen los límites, una pequeña luz LED los avisaría.

  • Montorizar el crecimiento de un bebé

Una de las apps móviles de salud que más futuro tiene para llevar a cabo el control del crecimiento del bebé es eMyBaby. Con esta app podrás monitorizar el sueño, almacenar datos de vacunaciones y fotos de su desarrollo. También cuenta con gadgets conectados para pesar y medir al bebé, para posteriormente compararlo con las curvas de la OMS. Además, toda esta información puede ser enviada al pediatra, con lo que aumenta la cantidad de datos que tiene para prevenir posibles problemas.

  • Seguimiento de trasplantados

En Barcelona se está desarrollando una app móvil de salud dirigida a aquellas personas a las que se les ha realizado un trasplante, con el fin de conocer en qué medida el paciente está siguiendo el tratamiento, el seguimiento farmacoterapeútico para los clínicos, además de ayudarle con datos sobre la tensión arterial, la frecuencia cardiaca, el peso, el ejercicio…

  • Detectar efectos adversos en los medicamentos

Otro proyecto de nuestro país que se realiza en la Universidad Carlos III y que se basa en lo que se está conociendo como el Big Data. El proyecto se basa en conocer los efectos adversos de diversos medicamentos a través de comentarios en la red social Twitter.

  • Agilizar el sistema sanitario

En el hospital Ramón y Cajal los médicos de cabecera utilizan smartphones para evitar las derivaciones a especialistas. Es decir, si un paciente aparece con manchas en la piel, a través de fotos, el médico de cabecera las registra y se las muestra al dermatólogo, el cual puede determinar un diagnóstico en caso de que sea algo básico o pedir verlo en persona, con lo cual, se evitan visitas innecesarias al especialista y el sistema sanitario se descongestiona.

Estas son algunas de las apps móviles de sanidad que se están utilizando e investigando en la actualidad. Queda claro, por lo tanto, que nuestra salud cada vez estará más controlada y mejor vigilada por parte de nuestro médico, pero no debemos olvidar que únicamente servirán para complementar tratamientos, ya que la profesionalidad y el trabajo de un médico es insustituible.

Compártelo